#EnamoraMKD: Enamorando al consumidor que ya lo tiene todo

foto-bea

 

¿Cómo se enamora a alguien que lo tiene todo? ¿Qué le puedes ofrecer cuando puede conseguir lo que quiera? Cuando todo el mundo está dispuesto a darle todo tipo de ofertas, promociones, los mejores  precios, para conseguir captarle.

Amor es sinónimo de confianza, de lealtad, y está por encima de cualquier competencia, de cualquier guerra de precios, si consigues que tu cliente tenga amor hacia tu marca lo tienes todo. El 60% por ciento de las decisiones de compra son motivadas por las emociones, según la consultora APCO Worldwide.

Yo soy partidaria de que, aparte de que las compañías tienen que migrar hacia una nueva comunicación totalmente basada en la emoción, con el objetivo de llegar al corazón del consumidor y no a su bolsillo, hay que dar un paso fundamental, y es que los propios empleados tienen que ser los primeros en amar la marca. ¿Cómo vamos a conseguir clientes enamorados y felices con un personal insatisfecho y no feliz?

Si ellos no lo hacen, especialmente en  empresas de servicios, es casi imposible que el consumidor se enamore de la marca y para ello es fundamental trabajar con los empleados, formarles en habilidades radicalmente diferentes a las que  se les forma actualmente en la mayoría de las compañías.

Un ejemplo de empresa enfocada al empleado, es la última noticia de Richard Branson a sus empleados: “Podéis cogeros todas la vacaciones que queráis sin límite y sin tener que pedir permiso”, ya que se ha dado cuenta de que pueden trabajar desde donde quieran y que confía en la profesionalidad de su equipo, siguiendo los pasos de Netflix y aumentado de esta manera la productividad y creatividad de los equipos y consiguiendo empleados mucho más fieles y que adoran a la  compañía para la cual trabajan.

Para ser una marca amada por los consumidores además, tienes que conseguir involucrar los 5 sentidos. Retenemos el 35% de lo que olemos (frente al 5% de lo que vemos u oímos), un ejemplo es Nike que realizço la prueba de colocar en dos tiendas dos pares idénticos de zapatillas, en uno de los locales se utilizó un aroma especialmente diseñado por la empresa, mientras que en la otra no se utilizó ninguno. Resultado: en la tienda con aroma se vendió un 80% más de zapatillas. Hay que trabajar con las marcas para que no solo entren por los ojos, sino por los cinco sentidos.

Otro ejemplo de marca que enamora es Apple. A sus seguidores se les llama “gente Apple” y el amor por la marca es tal que son capaces de perdonarle cualquier error que pudiera cometer y todo lo que lleve el símbolo de  la manzana, automáticamente pasa al olimpo de mejor producto, y da igual que Samsung o cualquier otra marca les intente decir que ellos tiene un mejor producto y a un mejor precio, porque a la gente Apple no le interesa el producto en sí, por sí solo, les interesa lo que les hace sentir Apple. Ha conseguido hacernos la vida más fácil y entretenida y que podamos  expresar nuestras emociones de manera diferente.

Además tienes que conseguir  que tu producto forme parte del día  a día de tu cliente: Coca-Cola ha conseguido que tomarse una Coca-Cola para mucha gente sea uno de los mejores momentos  del día, y lo han asociado con felicidad!! Que más se le puede pedir a una marca, que cada vez que un cliente piense en ella, se le dibuje una sonrisa.

Todos estamos en contacto todos los días con miles de marcas, pero muy pocas consiguen enamorarnos, muy pocas consiguen llegar a nuestro corazón, y que esto les dé un lugar preferente en nuestras vidas. El 92% de las marcas podrían desaparecer y  a la gran mayoría de la gente no le importaría. Es verdad que hay marcas que son más fáciles que otras a la hora de conseguir ser una marca querida, pero si una bebida refrescante, un café, una marca de objetos tecnológicos lo han conseguido, ¿por qué otras no lo pueden conseguir?

Buscamos marcas que nos aporten valor, y que contribuyan tanto  a nuestro bienestar personal como al colectivo, marcas que crean un nuevo estilo de vida más acorde con los nuevos retos y expectativas de los nuevos consumidores, aquellas que creen vínculos emocionales.

Si una marca es  indiferente y  no te hace sentir na
da especial, entonces nunca podrás amarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s