Sin buenas ideas, los matemáticos “marketeros” están condenados a fallar

matematicas

 

Los datos y los algoritmos tienen un papel cada vez más protagonista en el marketing nacido al calor de la nueva era digital, pero ¿qué hay de las ideas? Que son tan o más fuertes que en la “lejana” época analógica. Así lo concluyeron ayer en una mesa redonda celebrada en dmexcoJeff Benjamin, director creativo de JWT Norteamérica, Nic Jones, vicepresidente internacional senior de Vevo, y Sean Lyons, director digital global de Havas Worldwide.

Para romper el hielo, los participantes en la mesa redonda comenzaron precisamente hablando del celebérrimo “Ice Bucket Challenge”. ¿Cuál es la clave de la que es sin lugar a dudas una de las campañas virales del año? No está del todo claro, pero lo que sí está meridianamente claro es que el éxito de esta campaña no se ha debido a los aparentemente sacrosantos datos y algoritmos. “En el universo de la viralidad hay siempre un componente casual que no se puede prever”, aseguró Benjamin.

Detrás del “Ice Bucket Challenge” hay simple y llanamente una idea genial que se difundió como la pólvora en la red de redes porque todo el mundo podía imitarla y convertirse por unos segundos en una “superestrella”, explicó Benjamin. Este fenómeno tuvo muy poco que ver con las matemáticas y sí mucho que ver con las ideas, apostilló.

Todas los anunciantes se mueren de ganas de crear virales al más puro estilo “Ice Bucket Challenge”, pero lo cierto es que no hay ninguna fórmula matemáticapara conseguirlo, recalcó Jones. “Si quieres un viral, tienes que tener una buena idea. Es así de fácil (y complicado)”, indicó.

Eso sí, las buenas ideas se propagan mejor cuando van apoyadas por elementos como la música y las emociones. ¿Un ejemplo? El famoso “videoclip-anuncio” de Shakira para Danone “La La La”. Afortunadamente “cada vez más marcas están empezando a comprender la fuerza de la música y a cooperar con artistas”, señaló Jones.

La tecnología es una excelente muleta para las empresas, pero no pueden apoyar en ella todo el peso de su estrategia “marketera”, subrayaron los ponentes. Y es que las buenas ideas son y serán siempre la estrella del polar del marketing. “Intentamos convertimos a toda costa en matemáticos, pero lo cierto que un exceso de datos puede también paralizarnos”, concluyó Lyons.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s