Ya no están pasadas de moda: a los millennials también les gustan las marcas blancas

Marcas del fabricante

 

supermercadoTradicionalmente, siempre se ha considerado que los integrantes de la generación millennials estaban obsesionados con las marcas, especialmente con las de lujo. Pero las últimas investigaciones demuestran que son pocos los jóvenes millennials que están dispuestos a gastar mucho dinero en las marcas. Por el contrario, las marcas de distribuidor están creciendo considerablemente, particularmente entre los millennials, e incluso se podría decir que algunas marcas blancas se han convertido en algo “cool”.

 

¿A qué se debe este cambio? A la hora de analizarlo es importante tener en cuenta la situación en la que se encuentra esta generación, que actualmente está trabajando en puestos por debajo de su formación, comenzando a independizarse y formando familias en algunos casos. Además, están perfectamente dispuestos a comparar marcas según el valor percibido de cada una de ellas, y su nivel y tendencias culturales también son influyentes, pues en la mentalidad de los millennials, que una marca sea ‘cool’ no va tan ligada al precio.

 

Jeff Fromm realiza una investigación sobre esta tendencia y pone en relevancia que, por primera vez en muchas décadas, tenemos una generación de padres que no tiene más remedio que presupuestar y medir lo que se gastan en sus hijos. En este contexto se entiende el éxito de Target’s Up and Up, que está haciendo un gran trabajo al llamar la atención de los millennials. Esta marca ofrece todo tipo de productos para los bebés, y cada detalle, desde las etiquetas, los logos o los productos en sí mismos están enfocados en la utilidad y el ahorro. Así pues, los millennials deciden ahorrar dinero a la hora de comprar unos productos que tan solo servirán para cubrir unas necesidades temporales.

 

La investigación también se fija en las marcas de belleza. A primera vista, muchos minoristas pueden rehuir de lanzar una marca propia en este sector altamente competitivo. Pero la tendencia actual de los millennials podría cambiar esto. En el extremo más joven del espectro (entre 18 y 22 años), Sephora aparece como una de sus marcas favoritas, y sin embargo, en el tramo entre 23 y 34 años, Sephora no sólo cae de la lista, sino que desaparece. Este cambio en la actitud del millennial está recompensando a las marcas de belleza de las farmacias, mientras que otras marcas de distribución bien diseñadas pueden dar una sensación de lujo con un precio no demasiado alto. A medida que comienzan a comprar más para ellos mismos que para sus hijos, los millennials buscarán sus propios caprichos.

 

En conclusión, podemos destacar que los modelos de marketing que conocíamos hasta ahora están prácticamente muertos. Los millennials forman la generación de consumidores más inteligentes y se fijan en marcas que posean valores únicos y significativos, y que igualmente les permitan participar o interactuar con ellas. En este nuevo contexto, podemos decir que las marcas fuertes podrán hacerse incluso más fuertes y que las más débiles tenderán a ser sustituidas por marcas de distribución.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s